Wednesday, May 18, 2005

al rojo vivo. capítulo 5: tus preguntas

hélene sabe que paul no puede responder todas sus preguntas, pero no pierde las esperanzas que las responda todas. paul sabe cuándo hélene le va a plantear alguna inquietud, ya que su piel color oliva y sus ojos verdes tienen un color más intenso justo en el momento previo...

le pregunta: "por qué hacemos lo que hacemos; por qué caemos rendidos en tu cama? por qué sudan nuestros cuerpos como si hubiéramos levantado una pirámide entre los dos? por qué me tengo que ir ya, cuando apenas comenzamos? cómo hacés lo que me hacés? cómo crées que te voy a dejar ir ahora?"

dejan de lado sus preguntas... él las tiene contadas y son trescientas veinte hasta ahora. las dejan de lado porque ella ha cedido a su petición y está desnuda, tiene los ojos vendados y amarrada a esta cama en terreno neutral, donde nada es de ninguno, pero todo gira alrededor de ellos.

qué me vas a hacer?, pregunta... trescientas veintiuna.

suavemente, paul acaricia sus piernas, recorre sus firmes extremidades con sus ásperas manos y ella deja salir un leve suspiro... separa sus piernas y él puede oler su sexo y ver lo húmeda que está solamente con la anticipación de lo que cree que va a pasar.

qué es eso que me estás introduciendo?... trescientas veintidós.

lentamente, introduce la primera de ellas en su vagina. está fría y se estremece un poco, pero no tiene idea de lo que puede ser. siente que la desliza suavemente dentro suyo y siente que la saca y aún no sabe qué es... hasta que escucha el inconfundible sonido de una fruta siendo mordida. él la saborea y con sus dientes la coloca sobre sus labios y es en ese momento donde ella pierde el control. hélene se vuelve loca con la emoción de tener en su boca una fresa que pasó por sus labios vaginales, por los labios de paul y ahora en los suyos. la excitación crece a tal punto que, algunas fresas después, ceden a los gritos que retumban en sus cabezas y hacen el amor hasta caer rendidos en los brazos del otro.

cómo se te ocurrió hacerme algo parecido?

trescientas veintitrés.


esta historia es © 2004-2005 f.j. brenes/home totaldominion.

No comments: